Mamuts en el Jarama

Tesho en el Jarama

El Circuito del Jarama, uno de los circuitos más emblemáticos del panorama español, una GSX7509R modificada y preparada para circuito y un piloto, Tesho, con todas las ganas y técnicas necesarias. ¡Menuda combinación para pasar un día de tandas genial!

Empezamos prontito, a las 9, que, en esto de las tandas, hay que empezar fresco. Lo primero, a revisar la moto de arriba a abajo, especialmente la presión de unos neumáticos (¡slicks! que en circuito cerrado si se pueden llevar) y tratando de contener los nervios y la emoción por empezar ya ya ya, “¡que voy to loco!”. Tesho, hombre de lo más contenido normalmente, respiraba esa tensión emocionante de un niño en la mañana de navidad (o Reyes, según), revisando todo una, dos, tres y cuatro veces. Los calentadores de los neumáticos, todos los cierres del traje, los distintos dispositivos de la moto, las cámaras, etc.

Y por supuesto, como todo piloto estrella, no faltaba en el box su “crew” mas cercano y su club de fans, lógicamente capitaneado Pepa, madre de este pilotazo, técnico encargado de los calentadores de ruedas y proveedora de croquetas en el pit-lane (por supuesto, cuidando de él… ¡y de todos los que estábamos cerca!).

Tocaron corneta y tocaba salir a pista. Con la emoción tan a duras penas comprimida que en la primera recta tuvo que re-abrocharse la chupa por las prisas. Un par de vueltas para ver de qué va esto (ah, no lo he contado pero… ¡estrenaba moto! ¡No la había probado -bien- antes!) y en nada estaba ya “sacando culo” en todas la curvas y retorciendo la oreja a la moto a la salida. 

Apenas el tiempo en que se tarda en llegar del pit-lane a la “super 7” (la curva de Ángel Nieto) y ya le estaba “quitando los adhesivos” a más de uno.

En lo que estoy seguro que le pareció un periquete pasó la primera tanda. Momento de volver al box, revisar la moto de nuevo, comparar notas con Jose (Suzuki azul en las fotos) que corría con él, algún ajuste y algo de avituallamiento antes de la siguiente tanda.

Y la sonrisa… cada vez más amplia. 😀 

Para todo el que lo haya probado, ahí ya ves que ya hay otro “enganchado” a esta droga de las motos en circuito… Y es que llegas al box decepcionado porque ya se ha acabado ese turno, con ganas de más, y con ganas de probar a mejorar más aun… esa curva en la que no acertaste en el ápice, esa salida que podrías haber acelerado antes, en la curva 6 puedo frenar más tarde, en la recta tengo que estirar la tercera… en la siguiente tanda lo hago mejor… y en la siguiente… 

…Y como siempre en las motos… deseando volver a empezar… ¡Vicio!

Aquí os dejamos el reportaje gráfico completo, cortesía de enfoqueatres.es.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No soy un robot * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.